0 Comments

Una de las formas más eficientes en la que puede contribuir con el mundo, es al decidir qué sucede en su plato. Las dietas basadas en plantas consumen mucho menos recursos que las dietas basadas en animales y tienen un efecto negativo en el medio ambiente mucho menor. Si desea hacer un cambio positivo en los océanos y el mundo, la decisión más importante que usted puede hacer, es dejar de comer carne y otros productos de animales como lácteos, pollo etc.